HISTORIA

En 1957 por primera vez abre sus puertas El Palomar de los Pobres, una fonda típica sinaloense con mesas y bancas al aire libre, que ofrecía una sabrosa carne asada, ricos frijoles de olla servidos al centro de la mesa e incomparables tortillas doradas.

Con el paso del tiempo y el éxito obtenido, se incorporan nuevos platillos con originales nombres alusivos a las palomas: palomazo, palomino, palomo campesino, etc.

El Palomar de los Pobres es distinguido por la tradición de nuestros sabores, somos la cadena de restaurantes con agradable ambiente familiar, con servicio para llevar y a domicilio, actualmente hay 8 sucursales operando en la ciudad de Culiacán, Sinaloa.